Cartas de restaurante una sobre otra y dos manos a cada lado sujetándolas

Tipos de menú de un restaurante: ventajas y desventajas

El menú de un restaurante es mucho más que un simple listado de platos. Define la identidad culinaria y muestra los valores de tu negocio gastronómico. Así que, si vas a abrir un restaurante en Barcelona, te recomendamos que mires con lupa este artículo para escoger tu menú ideal.

Hay tantos menús como días, pero si aún no te has decidido por cuál es el que más se ajusta a tu modelo de restaurante, estamos aquí para ayudarte mostrándote los diferentes tipos de menú que existen, sus ventajas y sus desventajas.

Los podemos agrupar en 3 categorías:

  1. Según la libertad para elegir los platos
  2. Según la frecuencia con la que se renueva
  3. Según la cantidad de platos

¡Vamos allá!

1. Menús según la libertad para elegir los platos

El menú de un restaurante según la libertad del comensal lo podríamos dividir entre menú abierto, donde el comensal seleccione su combinación de platos preferida, o menú cerrado, un menú fijo con platos preseleccionados.

Veamos las diferencias:

Menú abierto o “a la carta”

Este es el formato escogido por la mayoría de restauradores. Es decir, una carta con diferentes platos donde encontramos entrantes, principales, y postres (o cualquier variación de estos).

Un ejemplo sería la carta de Potstot en Barcelona, que nos ofrece diferentes opciones para escoger lo que nos apetezca según el momento.

Ventajas:

  • La amplia variedad de opciones que podemos ofrecer, incluyendo tendencias gastronómicas como platos plant-based, sin gluten, cocina nostálgica, etc.
  • Libertad absoluta del comensal a la hora de escoger según sus preferencias y presupuesto.

Desventajas:

  • Es imprescindible una gestión eficiente del inventario para evitar desperdicios y optimizar costes.
  • Es necesario tener un equipo de cocina bien coordinado para que los platos salgan sin retrasos.

Menú cerrado

Dentro del menú cerrado podemos encontrar dos tipos diferentes:

Menú del día

En este, la clientela tiene una preselección de platos entre los que tendrá que escoger su entrante, principal y su postre a un precio fijo, como por ejemplo en Lanto restaurante, donde puedes encontrar menú del día de martes a viernes, de sábado y menú de domingo.

Ventajas:

  • Mayor eficiencia en gestión de la cocina: al tener un conjunto limitado de platos, la cocina puede preparar grandes cantidades de los mismos ingredientes y platos de manera más eficiente, reduciendo el tiempo de espera de los comensales.
  • Control de costes: con un menú fijo, es más fácil prever la cantidad de comida que necesita ser preparada cada día, lo que ayuda a minimizar el desperdicio de alimentos y potenciar la gastronomía circular.

Desventajas:

  • Limita las opciones de los comensales con preferencias dietéticas específicas, ya que ofrece una selección fija de platos.

Menú degustación

Otra forma de menú cerrado sería el menú degustación, que da pie a expresar la creatividad de cada chef. En este caso, el menú degustación está compuesto por una variedad de pequeños platos, desde 6 hasta 50 o más… Por ejemplo, el restaurante de los Hermanos Torres en Barcelona consta de 8 platos que varían en función de los productos de temporada.

Ventajas:

  • Ofrece una experiencia gastronómica única: este tipo de menú juega con el componente del misterio y la sorpresa, ya que en muchas ocasiones la clientela no conoce los platos hasta el momento en que se los sirven.
  • Alta rentabilidad: aunque el coste de preparación puede ser alto, el precio también lo es, lo cual puede traducirse en una mayor rentabilidad si se gestiona correctamente.

Desventajas:

  • No apto para todos los públicos: de normal, un menú degustación tiene un precio más elevado, por lo que no toda la clientela podrá permitirse el lujo de disfrutar de él.
  • Gestión eficiente del personal: este tipo de menús suele conllevar una larga elaboración de los platos, por lo cual, puede subir los costes de personal y bajar la rentabilidad final.
  • Innovar y estar al día de las tendencias gastronómicas: las personas que reservan este tipo de menús esperan sorprenderse a cada bocado.

Menú mix (carta y menú)

Hay restaurantes donde podemos encontrar menú del día a la vez que se nos da la opción de pedir a la carta, o incluso dentro del menú diario puedes añadir algún plato extra. Hablaríamos de un menú mixto.

Un buen ejemplo sería el restaurante Llamber, donde encontramos una carta fusión donde escoger diferentes platos, pero también tienes la opción de menú.

Ventajas:

  • Los comensales tienen total libertad para decidir qué quieren comer en tu restaurante. Esto puede abrir posibilidades a un público más amplio.
  • Aumento de ticket medio: Al ofrecer la posibilidad de agregar platos adicionales a un menú fijo, tu clientela podría verse incentivada a gastar más de lo que habría gastado con un menú del día exclusivo.

Desventajas:

  • Dificultad en la gestión de interna: Tendrás que asegurarte de tener suficientes ingredientes para cubrir tanto los platos del menú del día como de la carta. El no poder prever la demanda, en ocasiones puede llevar a mayor desperdicio.
  • Complicación en la cocina: El menú mixto requiere que el personal tenga un buen control de los platos del menú y los de carta. Esto puede aumentar el tiempo de espera y presión sobre el personal.

2. Menús según la frecuencia con la que se renueva

¿Cada cuánto debería de cambiar el menú de un restaurante? Lo cierto es que depende de la oferta gastronómica, la clientela y la identidad culinaria. Así, encontramos menús fijos o cíclicos:

Menú fijo:

El menú de un restaurante fijo es aquel que prácticamente no cambia en todo el año, como por ejemplo en Muten Town.

Esto tiene sus ventajas y sus desventajas.

Ventajas:

  • Optimización de inventario: como no cambia, tienes una idea ajustada de lo que necesitarás en cada momento del año.
  • Productividad on fire: con un menú fijo, los platos son los mismos, por tanto el personal de cocina se podrá especializar en ellos sin necesidad de aprender nada nuevo.

Desventajas:

  • Los comensales curiosos pueden llegar a aburrirse si tu carta es siempre la misma, faltándole motivación para volver a tu negocio.

Menú cíclico:

Hablamos de un menú que cambia todos sus platos cada cierto período de tiempo. Una opción es modificarlo según los productos de temporada y kilómetro cero. Es así como lo hacen en Ca la Nuri, donde cada semana te proponen un plato nuevo con productos de temporada.

Ventajas:

  • Sostenibilidad: haciendo estos cambios, puedes apoyar a proveedores locales y de proximidad, contribuyendo a que tu restaurante se vuelva más sostenible. Esto siempre es un plus.
  • Innovación para los comensales: Tu clientela tiene un incentivo para ir a probar los platos nuevos con cada cambio de temporada.

Desventajas:

  • Al contrario de lo que ocurría en el menú fijo, el personal de cocina tendrá que formarse continuamente para elaborar y presentar las nuevas recetas de forma efectiva.

3. Menús según la cantidad de platos

Cada restaurante necesita un tipo de menú según su filosofía o su público objetivo, así por un lado encontramos restaurantes con un menú de muchos platos y pocas cantidades, y por otro lado un menú de pocos platos y raciones abundantes:

Menú largo y estrecho:

Este tipo de menú se caracteriza por incluir un número considerable de platos, como serían: 2 o 3 aperitivos, plato principal de pescado, otro de carne y un postre. Un ejemplo sería Can Jubany, en su carta incluye dos menús degustación de más de 12 platos cada uno.

Es el formato típico de los menús degustación nombrados anteriormente. Estos están diseñados para que los comensales prueben una amplia gama de sabores, técnicas culinarias o presentaciones.

Las porciones suelen ser pequeñas, para que no se queden sin probar ninguno de los platos y disfruten de todos sin sentirse excesivamente “llenos”. Suelen ser típicos de restaurantes de alta gama que buscan ofrecer una experiencia memorable.

Menú corto y ancho:

¿Recuerdas lo que te hemos dicho del anterior? Pues este es todo lo contrario.

Se trata de un menú de un máximo de 5 platos que ofrece raciones abundantes que permite al comensal saciarse y disfrutar del plato que más le gusta.

Son típicos de muchos bares y restaurantes tradicionales que tienen clientela de toda la vida, como por ejemplo Biocenter en Barcelona, te propone un menú del día compuesto por sopa o ensalada, plato principal y postre.

Y hasta aquí un resumen de las diferentes opciones de menú de un restaurante que tienes para implementar en el tuyo. Recuerda que cada restaurante es único, y su menú puede marcar la diferencia.

Escoger el tipo de menú correcto es solo el primer paso del éxito, así que si tienes dudas no dudes en ponerte en hacernos una llamada. En Pantastic Studio nos encargaremos de incluir tu menú dentro de una estrategia de marketing efectiva, convirtiéndolo en una herramienta de venta con mucho poder.

¿Hablamos?

Apúntate a nuestra Newsletter

Haremos buenas migas

Artículos relacionados

5 ideas innovadoras para atraer clientes a tu restaurante

5 ideas innovadoras para atraer clientes a tu restaurante

Si estás pensando en abrir un restaurante en Barcelona, seguramente ya habrás hecho un estudio de mercado y te habrás dado cuenta de que existe mucha competencia. Después de darle muchas vueltas, no se te ocurre qué puedes hacer para destacar dentro del mundo...

Diseñando el logotipo de un restaurante: mejores prácticas

Diseñando el logotipo de un restaurante: mejores prácticas

¿Ha llegado el momento de crear el logotipo de tu restaurante? Si es así, tendrás que tener en cuenta que es una etapa crucial dentro de una estrategia de branding efectiva a la hora de abrir un restaurante en Barcelona, pues este representará la identidad de tu...

SEO para restaurantes: Claves para mejorar tu visibilidad online

SEO para restaurantes: Claves para mejorar tu visibilidad online

El mundo digital ha transformado la forma en que los restaurantes atraen a sus clientes. En una ciudad competitiva como Barcelona, destacar online no solo es una opción, sino una necesidad. ¿Ya tienes una página web para tu restaurante? Pues eso no es suficiente,...